viernes, 5 de octubre de 2012

ENTREVISTA A VIOLETA BALIAN


DESDE LA CUMBRE, EN LAS SIERRAS DE CÓRDOBA-ARGENTINA

 PERIODISTA: IRENE ANGEL AGUDELO
 FECHA: SEP/28/2012



VIOLETA BALIAN, escritora, traductora e investigadora argentina.  En mayo último, su novela, El Expediente Glasser participó en la Feria del Libro de Buenos Aires y, en septiembre, fue seleccionada para la Feria del Libro de la ciudad de Córdoba.  Esta semana, lo hace en la Feria de Villa María de la misma provincia.  El 16 de noviembre la autora estará en la Feria Internacional del Libro en Miami firmando ejemplares de su obra.  Una última noticia es que Violeta Balián integra el grupo de 28 autores de habla hispana reunidos en una primera antología de relatos de ciencia ficción, PRIMEROS EXILIADOS, próxima a aparecer en versión electrónica y en papel.
En años anteriores, Violeta Balián investigó y presentó ponencias en Francia y el Reino Unido sobre floricultura, literatura y música. Y desde muy joven recorrió el mundo de la educación y la cultura.  Durante una década fue redactora en jefe y traductora para The Violet Gazette publicada por The American Violet Society.  Colaboró regularmente con el periódico Washington Woman. Y en inglés y online publicó notas de jardinería y cuentos infantiles.
En la actualidad, su novela El Expediente Glasser incurre en el mundo de la conocida Generación Kindle, una asociación de autores hispanoparlantes, pionera en la publicación de ebooks en la plataforma de libros digitales de Amazon.
La escritora Violeta Balián nos contará un poco sobre esta novela que se está conociendo, al igual que su autora, en los dos países que habita, los Estados Unidos y la Argentina.
M.I.A: Sé que tienes múltiples estudios y disciplinas.  Cuéntanos, ¿cómo aplicas la antropología en El Expediente Glasser?
V.B: Uno de los interrogantes que plantea El Expediente Glasser se conecta con los orígenes del hombre.  Por esa razón, y en búsqueda de evidencias tangibles, me he apoyado bastante más en la arqueología.  La antropología está presente pero de forma general.   Incursiono también en otras disciplinas como la historia política de la Argentina, la historia bíblica, la religión y la mitología.
M.I.A: ¿Cómo surge el nombre de Violeta Balián?
V.B: Violeta es mi segundo nombre y también mi nombre de bautismo en la tradición armenia.  Balián, es el nombre de familia de mi abuela paterna.   Por motivos que se explican en la novela que me ocupa estos días, la elección de ese apellido tiene la intención de honrar a la mujer y su vida.
M.I.A: Ahora se está viendo que a los escritores les gusta mucho la novela psicológica, suspenso y terror.  Explícanos qué tiene de atractivo este género para quienes te leen o para aquellos que lo leen.
V.B: Este es un tema sobre el que podríamos hablar por horas.  Para responder a la pregunta, me remito a uno de mis escritores preferidos, Pablo de Santis.  Hace un par de días se refirió a estas preferencias en una nota que publicó el diario La Nación de Buenos Aires.   Soy de la opinión que en el siguiente párrafo De Santis lo dice todo:
Leemos porque esperamos… la literatura participa de los dos sentidos del verbo esperar: esperamos algo concreto de un libro (si es un libro de historia, hechos verdaderos; si es una novela policial, el crimen) pero a la vez esperamos algo nuevo y brumoso, algo que no sabemos, que todavía no nos han contado. No leemos libros sin expectativa, y los géneros (el policial, la literatura fantástica, la ciencia ficción) son inspiración, reglamento y a veces fuga de esa expectativa.”
M.I.A: ¿Qué porcentaje de realidad y ficción tiene tu novela?
V.B: Sin poder dar muchos detalles, puedo decirte que 25% de lo que ocurre en los primeros capítulos de la novela se basa en hechos reales.  El episodio que se relata le sucedió a una persona.  Tengo pruebas de ello.
M.I.A: Cuéntanos donde convergen la historiadora, la antropóloga, la horticultura, la botánica y la novelista, porque sé que todo esto fue lo que estudiaste en San Francisco State University.
V.B: El objetivo de cualquier programa de estudios es formar a una persona.  Por lo tanto, si un individuo tiene o se da la oportunidad de explorar y dedicarse a varias disciplinas, tomará provecho de ellas y aprenderá a discernir todo tipo de material que provenga de las disciplinas estudiadas o se asocie con ellas.  De hecho y si las circunstancias así lo requieren, en cierto momento convergerán.  Es más, en el caso de un novelista, para dar un ejemplo, las necesidades del oficio lo perseguirán y convencerán de echar mano a todo lo aprendido o incorporado para producir una obra de aristas múltiples, que no sólo es compleja sino completa.  O para ponerlo en simples palabras, si hablas de todo un poco deberás saber de todo un poco.
M.I.A: ¿Dónde te has sentido más cómoda presentando tu novela, en los Estados Unidos o en Argentina?
V.B: A través de Amazon y su versión digital la novela se ha presentado a un público diverso que comprende los Estados Unidos, Europa y Latinoamérica.  Pero, como era de esperar, ha sido en la Argentina donde tuve el privilegio de que La Casa de Mujica Lainez (que habitó el afamado y erudito escritor argentino hacia el final de su vida) me invitara a producir el lanzamiento del libro, al que asistieron  vecinos y amigos, en su mayoría integrantes de un enclave local de artistas.  A partir de allí el libro se fue presentando en diferentes localidades. En mi caso, afortunadamente, no se aplicó el famoso dicho de que nadie es profeta en su propia tierra.”  Me ha ido muy bien.
M.I.A: Tal como dices, en Argentina y en algunos otros países se te está conociendo por El Expediente Glasser.  ¿Qué planes existen en cuanto a traducciones a otros idiomas?
V.B: Estoy gestionando una traducción al inglés.  Y también hay posibilidades de hacer algo en francés o en italiano.  El tiempo dirá.
M.I.A: En tu novela.  ¿Cómo se te ocurrió escoger una enfermera de protagonista?  Las enfermeras son tan “blancas”.  ¿Por qué no escogiste otra profesión?
V.B: Porque la profesión médica es una parte integral de esta historia.   Además, tanto mi madre como dos de mis tías eran enfermeras.   Puedo asegurarte que conozco a fondo los detalles de esa profesión. Y la dedicación de estas mujeres.
M.I.A: ¿Cuál es la psicología de los personajes principales?  Y para construirles, ¿te basaste en personas que conoces?
V.B: En el caso de Clara Glasser, me limité a describirla como a una persona común y corriente que va camino a una transformación. Me inspiraron sus circunstancias.  Entonces me fui preguntando.  Y si me hubiese ocurrido a mí un incidente como el que se describe en los primeros capítulos de la novela… ¿qué habría hecho yo en su lugar? ¿Cómo habría reaccionado ante tamañas dificultades?  Naturalmente, el paso siguiente fue ponerme en su lugar.  No soy psicóloga.  Aun así me aventuré a armar un perfil psicológico.   En cuanto a los otros personajes, por ejemplo la familia de Clara, sí, los tomé de la vida real, de gente que conocí, conozco y he observado a lo largo de los años.   Mientras que los específicos “amigos” de Clara respondieron a estereotipos con algún agregado del estilo y gracia humanos que jamás esperaríamos encontrar en ellos.  Por ejemplo: sentimientos.
M.I.A: Cuéntanos cuál ha sido la noticia literaria más importante que has recibido en estos días.
V.B: Rumbo a Zoar, un cuento de mi autoría, forma ahora parte de un hermoso proyecto, una primera antología de relatos de ciencia ficción que se titula PRIMEROS EXILIADOS y que se está compilando en la Argentina bajo la dirección del escritor Cristian Cano y para la cual se han reunido a 28 autores provenientes de Latinoamérica, Brasil y España.  Será publicada en breve.  Y acabo de enterarme de que en un programa de radio, local, se están leyendo, semanalmente capítulos de El Expediente Glasser.  Esto me parece insólito y divertido.
M.I.A: El expediente Glasser te llevó a la fama que ahora tienes o ya eras famosa desde antes de pensar en esta novela.
V.B: Oh, no.  En primer lugar no soy famosa.  Desde ningún punto de vista.  Me conocen algunas personas y colegas, nada más.  Pero, al margen de la novela y desde hace muchos años, se me conoce bastante más en los círculos internacionales de floricultura por ser un referente en el tema de las violetas silvestres y por mis trabajos de investigación conectados con la historia y cultivo del genus Viola.  Y no me conocen como Violeta Balián sino por mi nombre legal.
M.I.A: ¿Por qué después de tanto tiempo, regresas a radicarte de nuevo en tu tierra?
V.B: Por motivos personales.  Fui alimentando la idea por mucho tiempo. Me gusta la vida de campo.
M.I.A: ¿Cuantos años te llevó escribir la novela, incluyendo la investigación?
V.B: Unos dos años.
M.I.A: ¿Te conocen más por El Expediente Glasser o por las investigaciones? 
V.B: Francamente, ni uno ni otro. Las investigaciones han quedado atrás porque ya se ha cumplido un ciclo. Y son temas que sólo pueden interesarle a un reducido grupo de personas.   Con respecto a El Expediente Glasser, me gustaría que me conocieran más, obviamente, y que a la novela la leyera mucha otra gente.  Ya que es diferente y propone un tema controvertido que amerita el debate.  Y también por mis trabajos futuros.
M.I.A: Para dedicarte a la escritura ¿abandonaste las otras carreras universitarias o todavía das conferencias en Paris?
V.B: Las conferencias en París fueron parte de un ciclo. Inolvidable. Mientras que las carreras universitarias, en su momento, tuvieron salida laboral.  Y hoy en día representan mi formación.  Acudo a ellas cuando doy ciclos de conferencias sobre temas históricos o mitológicos como lo he hecho en varias ocasiones desde que vivo en la Argentina.
M.I.A: ¿Cuántas veces al año viajas a presentar tu trabajo literario?
V.B: En lo que respecta a la promoción literaria, viajo, por ahora mayormente en el país.  Por motivos personales, viajo a los Estados Unidos un par de veces al año.
M.I.A: ¿Cuántos libros has publicado? ¿Cuántas novelas o libros de investigaciones?
V.B: Pocos.  Como mencionaste, en los Estados Unidos publiqué cuentos infantiles online y en inglés.  Asimismo, notas sobre temas diversos como colaboradora de Washington Woman, un periódico local y los trabajos de investigación histórica se publicaron en revistas especializadas.  En la Argentina publiqué un librito sobre la historia y las aplicaciones del Feng Shui, algunos artículos para las revistas Mantra y Uno, notas para la industria turística, algunos cuentos y últimamente, la que es hasta ahora, mi única novela, El Expediente Glasser.   Regularmente me ocupan dos blogs: El caleidoscopio de Violeta Balián y Crónicas Armenias.   Y El Expediente Glasser también cuenta con su blog.
M.I.A: ¿Qué impresión tienen los lectores y críticos de El Expediente Glasser?
V.B: En términos generales, muy buena.  En lo que respecta al género, la novela presenta varias etiquetas: ciencia ficción, fantástico, thriller, terror.  Lógicamente, hay quienes disfrutan de este tipo de literatura y muchos que no.  Sin embargo, desde la publicación de El Expediente, me han fascinado las diferentes interpretaciones que recibo de los lectores teniendo en cuenta que el tema de los extraterrestres viviendo entre nosotros, asusta.  Dejando la temática a un lado, he recibido excelentes comentarios de críticos respecto de la narrativa o el lenguaje. Y en mi opinión, eso es lo que importa.  De hecho, la última reseña, que proviene de España, considera que “la prosa depurada, sencilla (no simple), pero eficaz por lo precisa, [es] capaz de transmitir de manera correcta sin hiperadjetivar ni enrevesarse…[como] gratificante su sobriedad sin estridencias ni espantos ortográficos. Se intuye oficio, la elegancia bien entendida del "menos es más", sazonada con mesura de gotitas de brillantez.”
M.I.A: ¿Cuál es, en estos momentos tu principal investigación?
V.B: Todo aquello que se relacione con la novela en la que estoy trabajando y que trata del genocidio armenio y la historia de una familia que se traslada en los años 20 a la Argentina.  Investigo, en particular los estudios que se han hecho sobre la adaptación de ese grupo étnico (al cual pertenezco) al nuevo país.  También momentos históricos claves para el relato en ciudades como Marsella, Génova y Estambul. Y me dedico también a hurgar mis propios recuerdos de esa gente entre la cual crecí.  De pronto, las fotos son invaluables.
M.I.A: Te han hecho muchas entrevistas. ¿Cuál es la pregunta que te gustaría que te hicieran y no te hemos hecho?
V.B: ¿Qué leo, qué otros temas me interesan?
M.I.A: ¿Qué prefieres, El Expediente Glasser o Los Expedientes X?
V.B: Me gustan los dos.
---------
Muchas gracias Violeta, te deseo mucha suerte

 

 

8 comentarios:

  1. Gracias Irene por deleitarnos con tan hermosa entrevista.. Una entrevista cercana, con una complicidad entre entrevistada y entrevistadora loable, cálida y sencilla la forma de contactar ambas partes.
    Gracias Irene por dejarnos una entrevistas tan fáciles de leer y que enganchan
    por el buena entrevista realizada cálida y profunda.
    Enhorabuena por el trabajo realizado por ambas partes. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Irene, mi profundo agradecimiento por la oportunidad que me has dado de conversar contigo. Muy buen trabajo, querida Irene. ¡Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  3. Una entrevista profunda y a la vez cálida donde la entrevistada se siente muy cómoda ante las preguntas y las contesta de una forma sencilla y amena, además, claro está, de muy sincera. Felicidades a las dos, entrevistadora y entrevistada. Una entrevista cien por cien interesante y muy reveladora.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a todos los que nos han leído y por tratarnos con tanta delicadeza. Ojalá estas entrevistas, sirvan para que se disparen las ventas y los conozcan más allá del mar.

    ResponderEliminar
  5. Mas allá del mar, aquí estoy Irene, yo no soy de gran ayuda, pero he leído esta entrañable entrevista, he de confesar que me ha tenido pegada a ella, sin parpadear,excelente entrevista, mejor entrevistada, un placer desde Barcelona
    España

    ResponderEliminar
  6. Gracias Encarnación, me place leerte.

    ResponderEliminar
  7. Me ha parecido una entrevista perfecta, y Violeta Balian me demuestra ser una muy buena escritora, con garra. Gracias a ambas :o)

    ResponderEliminar
  8. Leí la entrevista justo horas de publicarse, días después coincidimos pequeñas palabras Violeta y yo. En resumen, conozco el Corazón de Irene, su prioridad que somos los escritores y su difusión: léeeeejos!!! lejíiiiiiísimos!!!!, y siempre agradeceré a las estrellas destinadas a los escritores, Salud y Futuro para esta Periodista. Gracias Irene. Y respecto a Violeta, una entrevista marca un Hito, pero después de la entrevista, el HITO lo ha marcado tu esencia de persona y Grandeza de Escritora. Hoy es Presente...Pronto será Futuro...Gracias por habernos dado esencia bipartita: Mujer y "Corazónrazón". .Abrazos.*jmmg//

    ResponderEliminar